Ir al contenido Ir a la barra lateral Saltar al pie de página

¿Qué comer si tengo gota?

Los enfermos de gota sienten tanto dolor durante un brote o ataque de gota que prefieren quedarse en la cama y evitar cualquier movimiento en las articulaciones afectadas. Incluso las actividades más simples y básicas de la vida diaria, como caminar, pueden empeorar el dolor. La gota puede tratarse de muchas maneras diferentes. No es necesario gastar mucho en medicamentos caros. Se pueden hacer sencillos cambios en el estilo de vida para evitar que la gota empeore. Una forma de hacerlo es seguir una dieta para la gota. Las dietas para la gota son una combinación de alimentos cuyo objetivo es reducir el riesgo de progresión y desarrollo de la gota.

Dieta saludable

Estas secciones le ayudarán a comprender los componentes de una dieta saludable para los enfermos de gota, tal como recomiendan la mayoría de los médicos. Dado que se basan en un libro electrónico escrito y editado por una enfermera, la siguiente información es fiable. El consumo de alimentos con alto contenido en purina puede aumentar los niveles de ácido úrico. Evitar estos alimentos es el primer y más importante componente de una dieta para la gota. También hay que tener cuidado a la hora de elegir alimentos saludables, ya que la mayoría de ellos contienen altos niveles de purina.

Entre estos alimentos se encuentran las vísceras, las verduras de hoja verde y el marisco. Estos alimentos pueden ser perjudiciales para la salud y no deben consumirse en exceso. Los ataques de gota y la gota pueden empeorar con la deshidratación. La deshidratación puede hacer que el ácido úrico de la sangre se concentre más.

Hidratación

Los enfermos de gota deben beber mucha agua para evitar los ataques de gota. El cuerpo funcionará más eficazmente si está bien hidratado. Se recomienda beber de ocho a diez vasos de líquido al día. Los niveles de ácidos úricos en sangre pueden aumentar si se bebe alcohol. Este es un hecho significativo para las personas con gota que también beben mucho alcohol. Es importante reducir el consumo de alcohol. Además, el alcohol también puede dañar los riñones.

La gota puede empeorar con el alcohol. Los riñones son el principal órgano responsable de excretar los ácidos úricos del cuerpo. Los riñones lesionados pueden provocar una disminución de la capacidad del cuerpo para eliminar el ácido úrico, lo que puede provocar ataques de gota y una acumulación. Estos componentes han demostrado su eficacia a lo largo de los años.

Conclusión

Cada uno de estos componentes tiene sus beneficios, pero la eficacia de la dieta depende de la voluntad de la persona de realizar los cambios necesarios en sus hábitos alimentarios y su estilo de vida. Tienes más posibilidades de conseguir resultados positivos si te inicias en una dieta saludable.