Ir al contenido Ir a la barra lateral Saltar al pie de página

¿Qué debe saber sobre el control de la gota?

La gota, también conocida como artritis metabólica o artritis gotosa, es una enfermedad metabólica en la que se acumulan depósitos de ácido úrico en los tejidos y las articulaciones. Esto provoca una reacción inflamatoria.

¿Qué es el ácido úrico?

El ácido úrico, un potente y esencial antioxidante, es vital para nuestro ADN y ARN. El metabolismo de las purinas produce ácido úrico. Las purinas son compuestos orgánicos que se encuentran en todas las células y tejidos del cuerpo, así como en los alimentos que ingerimos.

Pero una sobreproducción o infraexcreción de ácido úrico por parte de los riñones puede provocar un exceso de almacenamiento en las articulaciones, los tejidos y los órganos. Esto puede provocar una respuesta inflamatoria. Los ataques de gota son una condición dolorosa y caliente que provoca la formación de gota. Es la forma más grave de artritis y la más peligrosa. Si no se controla adecuadamente, puede provocar la degeneración y deformación de las articulaciones. Es probable que durante la fase asintomática se observen niveles elevados de ácido úrico en la sangre sin que haya síntomas. Aunque esto no significa necesariamente que vaya a producirse un ataque de gota, puede aumentar la probabilidad.

La hiperuricemia puede estar causada por un metabolismo excesivo de las purinas, que puede producir ácidos úricos, por una infraexcreción renal o por niveles elevados de fructosa. Se recomendarían remedios naturales para corregir la situación.

Brote agudo y Tophi

La fase aguda se refiere al primer ataque que suele producirse en una articulación. Un ataque puede ocurrir en cualquier articulación, pero el más común es el dedo gordo del pie. Un ataque agudo puede causar un dolor intenso, con la zona enrojecida, caliente, brillante, tierna y sensible al tacto. A veces, también puede haber fiebre. Un ataque leve puede durar unos días, mientras que uno más grave puede durar hasta un par de semanas. El periodo intercrítico se refiere al tiempo que transcurre entre los ataques. Puede durar muchos meses o años. Sin embargo, la mayoría de las personas consideran que el segundo ataque se produce entre seis meses y dos años después del brote inicial. La gota puede provocar ataques graves y frecuentes, que a menudo afectan a más de una articulación.

Los tofos pueden desarrollarse en las articulaciones, los huesos y el cartílago. Los tofos son grandes depósitos de ácido úrico en las articulaciones y el cartílago. Son más frecuentes en esta fase.

Qué hacer

La gota en etapas crónicas puede provocar daños en los riñones y cálculos renales, hipertensión, deformación de las articulaciones y cálculos renales. Estas etapas deben ser detenidas. El cuerpo debe reconocer la forma natural y responder adecuadamente. Es crucial para la salud y la subsistencia. Podemos ralentizar la degradación celular y de los tejidos, aumentar la filtración renal, la función hepática, mejorar la digestión y las funciones inmunitarias, así como crear una mejor dieta, el equilibrio del agua, y apagar los factores que conducen a estos almacenamientos y ataques. No es tan difícil como parece y cambiará tu forma de ver y valorar tu salud en general. La gota es una señal de que tu salud y tu cuerpo pueden estar en riesgo. Es posible reducir el riesgo y detener el dolor.

Check here for the best home remedies: Medicamentos para la gota.

Deja un comentario