Ir al contenido Ir a la barra lateral Saltar al pie de página

¿Qué causa los brotes de gota en el dedo gordo del pie?

La gota, una forma de artritis, es un trastorno en el que se acumulan depósitos de cristales de ácido úrico en las articulaciones como resultado de las altas concentraciones de ácido úrico en la sangre (hiperuricemia). Las acumulaciones de cristales provocan brotes (crisis) de inflamación dolorosa en las articulaciones y sus alrededores. La gota suele afectar al dedo gordo del pie, pero puede darse en cualquier articulación.

Como hemos visto, cualquier persona de cualquier edad puede padecer gota, pero los hombres y los adultos tienen más riesgo. Hay varios factores que aumentan la probabilidad de padecerla:

  • Tener niveles elevados de ácido úrico en la sangre (por encima de 6,8 mg/dl).
  • Ser obeso o tener sobrepeso.
  • Tomar ciertos medicamentos:
    - Diuréticos (algunos tipos más que otros), ya que reducen la cantidad de ácido úrico que pasa por la orina, favoreciendo su depósito en forma de cristales.
    - Medicamentos que contienen una sustancia llamada salicilato. Por ejemplo, la aspirina.
    - Una vitamina llamada niacina (ácido nicotínico).
    - La ciclosporina, que es un medicamento que bloquea el sistema inmunitario. Se utiliza para tratar algunas enfermedades autoinmunes y para prevenir el rechazo de órganos tras un trasplante.
    - La levodopa, que es un fármaco utilizado en el tratamiento de la enfermedad de Parkinson.
    - Algunos medicamentos utilizados para el tratamiento de la tuberculosis (tuberculostáticos).
  • Consumir una dieta rica en alimentos o sustancias que aumentan los niveles de ácido úrico (alimentos ricos en purinas). Entre ellos se encuentran algunos mariscos, el pescado azul, la carne roja, la cerveza (con y sin alcohol), las bebidas alcohólicas y los refrescos.
  • Exposición al plomo.
  • Tener alguna de las siguientes enfermedades:
    - Insuficiencia renal.
    - Presión arterial alta.
    - Exceso de colesterol y triglicéridos en la sangre (hiperlipidemia).
    - Hipotiroidismo (ralentización de la función de la glándula tiroides).
    - La diabetes.
    - Problemas médicos que hacen que las células se reproduzcan y se eliminen más rápidamente de lo habitual, como la psoriasis, la anemia hemolítica y algunos tipos de cáncer.
    - Enfermedades raras en las que el organismo no regula adecuadamente la concentración de ácido úrico en la sangre debido a deficiencias enzimáticas.
  • Beber alcohol.
  • Tener familiares con la enfermedad, es decir, el factor genético influye.

¿Qué tan útil fue este post?

Haga clic en una estrella para calificarla.

Valoración media 5 / 5. Recuento de votos: 17

¡No hay votos hasta ahora! Sé el primero en valorar este post.

Deja un comentario